Nuestro proyecto

En el año 2008 me surge la oportunidad de poder entrar a formar parte de este proyecto y es entonces cuando decido dedicar mi vida a acercar el proceso creativo, la formación musical y artística y el desarrollo del talento.

Enseñar siempre ha sido mi vocación, y aunque piense que el alumno tiene mucho que aprender, la verdad es que yo me enriquezco muchísimo dando clases. El gran desafío que tenemos los maestros es adaptar nuestra metodología correctamente. Lo importante es que el alumno consiga sus metas y disfrute con su trabajo.

En la escuela aprendemos todos los días, no solamente los alumnos sino también los profesores. El trabajo en equipo es fundamental en nuestro día a día, conseguimos una mayor visión de las problemáticas a ser superadas por cada alumno y mejoramos el enfoque y orientación de su estudio.

Trabajo para seguir contando con la confianza de los alumnos que vienen cada día a la escuela.